miércoles, 27 de julio de 2011

Las asociaciones por la libertad sexual tendrán voz en la ONU

La Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales logra el estatus consultivo.
 
PÚBLICO.ES / EFE 26/07/2011 16:49 Actualizado: 26/07/2011 17:47
 

La Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (ILGA) tendrá a partir de hoy estatus consultivo en la ONU, lo que le permitirá asistir e intervenir en las conferencias de la organización de naciones y enviar declaraciones.

El Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) tomó la decisión Ginebra por 29 votos a favor, 13 en contra y 6 abstenciones, según informa la ILGA en un comunicado. La ILGA pasa así a formar parte de las 750 organizaciones que tienen carácter consultivo en la ONU y se ocupará de trabajar por los derechos de lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) dentro de las Naciones Unidas.

Un largo camino

Esta asociación obtuvo ya el carácter consultivo de la ONU en 1993, pero lo perdió en los años siguientes por la presencia de grupos que abogaban por la abolición de las leyes referidas a la edad de consentimiento. La consecuencia fue que la ILGA expulsó a esos grupos y enmendó sus estatutos para que se estableciera claramente en ellos su compromiso contra el abuso infantil, pero su inclusión como miembro consultivo de la ONU se vio bloqueada en numerosas ocasiones por algunos países que promueven la homofobia, explicaron desde la ILGA.

Su inclusión se vio bloqueada varias veces por países que promueven la homofobia.
 
Durante este periodo, muchos miembros de la asociación -como LBL de Dinamarca, COC de los Países Bajos, FELGT de España, LSVD de Alemania, ABGLT de Brasil, IGLHRC US o ILGA Europa- han obtenido el estatus consultivo al lograr que la recomendación negativa del Comité de ONG sea anulada por el Consejo de ECOSOC. Para el cosecretario general de la ILGA, Renato Sabbadini, se trata "de un día histórico para la organización" y agradeció a todos los miembros de la ONU que votaron a favor de su inclusión como miembro consultivo.

India, Italia, Japón, Letonia, Malta, México, Mongolia, Nicaragua, Noruega, Perú, República de Corea, Eslovaquia, España, Suiza, Ucrania, Reino Unido, Estados Unidos, Venezuela, Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, Chile, Ecuador, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría fueron los países que votaron a favor. Los votos en contra provinieron de Egipto, Marruecos, Arabia Saudí, Namibia, Irak, Pakistán, Qatar, China, Rusia, Senegal, Bangladesh, Camerún y Ghana; y las abstenciones de Guatemala, Mauricio, Filipinas, Ruanda, Bahamas y Costa de Marfil.

"Es un acto de justicia y un motivo de orgullo para la comunidad internacional"

Mucho trabajo por delante

"Hoy estamos celebrándolo", advirtió la cosecretaria general Gloria Careaga, "pero somos conscientes de que hay mucho trabajo que hacer en los próximos meses. Estamos deseando trabajar juntos con todos nuestros miembros, particularmente aquellos que también tienen el estatus, y nuestros aliados para avanzar en los derechos humanos de la comunidad LGTBI en los organismos de Naciones Unidas en los años venideros, aprovechando el desarrollo tan positivo abierto por la resolución presentada por Sudáfrica en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU el pasado junio". 

Para el secretario regional de la ILGA en América Latina, Pedro Paradiso, el estatus consultivo para la organización es un "acto de justicia y un motivo de orgullo para la comunidad internacional", ya que supone un avance para que "los derechos humanos sean realmente respetados sin ningún tipo de discriminación". "Nuestras voces y nuestros esfuerzos deben alcanzar cada rincón del mundo para lograr que las distintas orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género sean respetadas y protegidas por todos los Estados", precisó.