martes, 26 de febrero de 2013

El balón inflado de la bloguera


Por Mario Augusto Jakobskind*

Como era de esperar, la bloguera Yoani Sánchez ha ocupado grandes espacios de los medios de comunicación y provocaron furor en las filas conservadoras. Diariamente, O Globo, por ejemplo, da titulares de primera plana para "informar" las actividades de la cubana anticastrista. Arnaldo Jabor hace  análisis históricos muy cercanos a la ideología del Departamento de Estado norteamericano y así sucesivamente. Todo lo que el Instituto Millenium quería.

Parlamentarios del PSDB, aquel partido de derechas sin banderas, invitaron a Yoani a dar una conferencia en el Congreso, Luces, cámara y acción...

Pero no todo ha sido flores para la bloguera anticastrista. Jóvenes militantes de movimientos sociales y partidos de izquierda se han manifestado en contra de su presencia en Brasil. Algunos dicen que de esta manera se llena el balón a Yoani. No es así, la pelota estaría llena de todos modos, con o sin manifestaciones en contra.

Yoani Sánchez, que continúa sin explicar cómo consigue todo el material informático para alimentar a su blog y quién lo financia, quedó igual de saya apretada cuando el estudiante Caio Botelho la invitó, en la Feria de Santana, a que firmará declaración certificando estar contra el bloqueo económico impuesto por los EE.UU. contra Cuba desde hace más de 60 años y sostener que defiende la liberación de los cinco héroes cubanos presos en territorio de EE.UU. Ella se negó a hacerlo.  Ya se esperaba porque Yoani Sánchez debe mostrar lealtad a los patrocinadores.

Y O Globo -siempre O Globo-  otorga al menos dos páginas al día para hablar de la bloguera, incluyendo que "tiene protección policial para analizar la libertad de expresión en Brasil". Como si ella estuviera autorizada a hablar sobre el tema, cuando en realidad el concepto que ella defiende es el mismo del patronato empleador conservador latino-americano, es decir, mezclando libertad de expresión con libertad de empresa.

Ahora, la táctica de los patrocinadores de Yoani Sánchez es decir que ella pasó por una situación de "riesgo físico" en las protestas en contra de su presencia.

Mentira, nadie quería atacarla físicamente, como insinúan los de siempre, apenas manifestar el punto de vista según el cual, la bloguera es un instrumento utilizado por el Departamento de Estado de los EE.UU. contra el régimen socialista cubano.

El balón seguirá rodando en los medios de comunicación conservadores a favor de la bloguera, que ni conocida es en su propio país.

Los partidos de derecha en el Congreso continuarán insistiendo en la tesis de que el gobierno se adhirió a una supuesta reunión en la Embajada de Cuba con la presencia de un funcionario de la Secretaría General de la Presidencia para la entrega de un dossier contra Yoani Sánchez. Como si no fuera posible encontrar material sobre Yoani Sánchez en Google.

He ahí un tema que sirve a los parlamentarios sin banderas para aparecer en los medios conservadores. En la onda del senador Alvaro Dias embarcaron otros parlamentarias tucanos, del Dem (o) y de ruptura con el PPS, siendo que éste último confirma la opinión de que no hay nada peor en materia de reaccionarismo, que un ex reaccionario. Que lo digan el ex piloto de Marighella, Aloísiio Nunes Ferreira, el diputado Roberto Freire, quien entregó lo$ archivos del antiguo PCB a la Fundación Roberto Marinho, etc.

Un paréntesis: no pierdan la esperanza de un cambio de posición de los medios conservadores en relación con el presidente del Senado, Renan Calheiros. Podrá caerle en gracia al sector. Él por lo menos ha trabajado tan duro para ganar la confianza en el sector que no para de decir que defenderá todas las formas de libertad de expresión. La verdad, por supuesto, es que Renan afirma que defenderá con uñas y dientes la libertad de empresa.

En pocas palabras: esperamos los próximos capítulos de Renan Calheiros y la bloguera Yoani Sánchez.

* Periodista y escritor carioca

Original en portugués en Patria Latina

Imagen agregada y traducción RCBáez