jueves, 4 de septiembre de 2014

El 5 de septiembre: memoria e historia

Levantamiento popular del 5 de septiembre. La acción preparada para el 5 de septiembre de 1957 debía tener alcance nacional y sus principales objetivos eran el Palacio Presidencial y el Estado Mayor de la Marina en La Habana. Se debían desarrollar levantamientos de apoyo en Cienfuegos y Santiago de Cuba. El 3 de septiembre se realizó una reunión en la que participan oficiales de mayor graduación en la Marina, sumados a última hora y de manera unilateral deciden posponer el alzamiento por 24 o 48 horas, pero debido a falta de comunicación entre los dirigentes del M-26-7 y los oficiales de la Marina, la noticia de posponer el alzamiento no llegó a tiempo a los revolucionarios cienfuegueros.
El 5 de septiembre alrededor de las 5:20 AM, tal y como estaba previsto, comenzó el levantamiento popular en Cienfuegos, quedando la ciudad en manos de los revolucionarios por espacio de 24 horas. Posteriormente Batista lanzó sobre Cienfuegos a sus tropas que ametrallaron y bombardearon indiscriminadamente los barrios, y causaron decenas de muertos, heridos y mutilados entre la población.
Aunque en lo interno esta acción resultó un revés para el movimiento en Cienfuegos, que desde entonces quedó prácticamente neutralizado, en sentido general representó una victoria para la lucha, por su tremenda repercusión nacional y el hecho de que, durante horas, fue un territorio libre, el primero de la Revolución en el país.
 Más en ECURED

La historia contada por sus protagonistas 

Escrito por 
 
Combatientes en el levantamiento popular armado del 5 de septiembre de 1957 en Cienfuegos, cuentas sus vivencias de entonces. Combatientes en el levantamiento popular armado del 5 de septiembre de 1957 en Cienfuegos, cuentas sus vivencias de entonces. Foto: Dorado
Algunos llegaron ya adultos a la Marina de Guerra Revolucionaria, otros eran apenas unos niños la primera vez que abordaron los barcos. Todos, sin embargo, comparten el orgullo de participar en el levantamiento popular armado del 5 de septiembre de 1957 en Cienfuegos, y por eso hoy cuentan sus historias a las nuevas generaciones.

Raúl Hernández López, quien era marinero entonces, recordó cómo el principal objetivo era entregar las armas al pueblo.
"Se repartieron todas y se combatió hasta las primeras horas de la madrugada del día siguiente en el parque José Martí, defendiendo el colegio de San Lorenzo por combatientes y civiles, pero no se pudo mantener la posición por la llegada de fuerzas superiores".

Durante un encuentro en el Museo Histórico Naval recordó también cómo los hicieron prisioneros y los maltratos que recibieron de los soldados cuando iban de camino al aeropuerto, para ser trasladados a La Habana.
Igualmente Francisco Pérez Delfín y el Contraalmirante Roberto González Loases, último jefe de la Base Naval de Cienfuegos, rememoraron aquellos sucesos y su incorporación a las tareas de la Revolución, luego del triunfo del 1ro. de enero de 1959.

Por su parte, Calixto Braulio Badel Silva y Pedro del Pozo Calá entregaron a la dirección del Museo y el Centro Provincial de Patrimonio, documentos, fotos y otros objetos que guardaban y desean que hoy formen parte del archivo histórico de la provincia.

Publicado en 5 de Septiembre

Cuba: Testimonio sobre el alzamiento de Cienfuegos

El 5 de septiembre de 1957 la ciudad de Cienfuegos fue libre durante casi 24 horas. Un alzamiento popular armado demostró entonces la capacidad de lucha del Movimiento 26 de Julio. En este testimonio el periodista Ángel Bermúdez nos acerca a tal singular acción.

Video en Youtube