miércoles, 17 de diciembre de 2014

¡¡Libres!!

Queridos compañeros:

 Pocas veces en la vida he compartido una noticia tan fantástica, feliz e inesperada: ¡Tony, Ramon y Gerardo ya están libres!

 Se hizo el canje con Alan Gross, lo que esperábamos sin creerlo, ¡tantas veces hemos esperado y hemos resultado decepcionados! Pero hoy  podemos celebrar la noticia que confirman varios medios.

 Y hoy puedo acabar con mi "mision" de cartero de Tony. Y lo hago con la mas profunda felicidad, porque esta noche, mañana o pasado mañana, nuestros 5 hermanos estaran en su Patria.

 "Regresaré", había escrito Tony. Tenía razón. Hoy regresa.
 Asi que me despido de ustedes como cartero. Pero he compartido con cada uno esa lucha por la justicia y la libertad, y eso les ha convertido a cada uno en compañeros, en amigos entrañables. Guardo sus direcciones, como ustedes tienen la mía.

 Ahora nos toca seguir luchando para que ese mundo se convierta en un mundo mejor, que todos los presos politicos puedan como nuestros cinco hermanos saborear un cielo sin rejas, el cielo de su patria.

 Hoy, pienso en Cuba, en ese pueblo unido en la felicidad del regreso de sus Héroes, ese pueblo que nunca perdió la esperanza.

 Pienso en los familiares de los 5, esos familiares que por su valor, su dignidad y su amor por los presos les ayudaron a seguir de pie.

 Pienso más particularmente en Mirta, la mamá de Tony, que solía decir que la esperanza del regreso de su hijo la mantenía en vida. Ahora, puede saborear su presencia y cerrar los armarios donde durante tantos años guardo las cartas llegadas desde el mundo entero, cartas que Tony le confiaba, por ser demasiado pequeña la celda para tantos mensajes de solidaridad. Y vivir durante años y años, por favor, Mirta!

 Pienso también en los que se fueron y no podrán acoger a los 5. En Carmen, la mamucha de Gera, en el hermano y el padre de René, en mi amiga Teresita de Cienfuegos, en todos los que la muerte nos arrebató.

 Y pienso en cada uno de ustedes, en esa inmensa marea solidaria y cariñosa que acabo por romper el muro del odio y sin la cual esa liberacion no se hubiera producido probablemente antes de años y años. No se puede decir cual fue la gota que derrumbo el muro de la injusticia: cada una ha sido imprescindible.

 Se acaba la lucha por los Cinco. Sigue la lucha por Cuba, esa Cuba revolucionaria que queremos.

 Esta noche, brindaremos con René, Fernando, Tony, Ramon y Gerardo, estemos desde estemos.

 Y diremos, cada uno en su idioma: « Salud y Libertad! »
 Yo, en vasco, diré: « Osasuna ta Askatasuna ».

 Un inmenso abrazo a todos - besarkada handi handi bat deneri!

Annie

17 de diciembre de 2014