lunes, 13 de julio de 2015

¿Distensión durante un posible “afuera” del bloqueo angloestadounidense contra Cuba?

Por Víctor Andrés Gómez Rodríguez*

Souci%20_%20Cuba
"Esas ingenuidades se pagan caras, sobre todo si vienen melladas por la insuficiente voluntad política y el cansancio de décadas de resistencia en condiciones excepcionales de vicisitud".
Hasta este minuto Cuba continúa bajo el genocida bloqueo estadounidense. Pensar en un posible lado de afuera del mismo no resulta más atractivo. Donde único no existe subversión interna o externa, ni intentos de “revoluciones de colores” es en los EUU, porque allí no hay embajada angloestadounidense.

Una de las condiciones esenciales para la normalización de las relaciones bilaterales entre Cuba y los EEUU -además de la devolución a Cuba del territorio soberano de Guantánamo secuestrado desde 1903 por el gobierno norteamericano-, es el desmantelamiento del bloqueo (que no “embargo”), vigente contra la Isla desde hace más de medio siglo.
Llegaremos a liberarnos de ese bloqueo manteniendo el mismo nivel –o peor-, de tensiones que lo fundamentaron; pero esta vez, a partir de la apertura de una embajada yanqui en La Habana. Será otro reto histórico para la sustentabilidad de la revolución socialista cubana.

La etapa post bloqueo puede aproximarse tan cruenta como el más de medio siglo resistiendo dentro de él. Pensar lo contrario sería la más execrable de la idioteces en política, donde como decía Martí, la realidad es lo que no se ve a simple vista.

La responsabilidad sobre el ejercicio del grado pertinente de cultura política socialista; equivalente al de cultura en general estará en el empoderamiento del pueblo políticamente organizado que la praxis política del PCC y el gobierno revolucionario sean capaces de alcanzar antes y durante las tensiones que se vislumbren durante, y posterior al desmantelamiento de ese bloqueo. No habrá dispensa posible ante las consecuencias de un patinazo en la macha de aceite de la subversión política angloestadounidense y sus órganos de inteligencia.

Cierta ingenuidad -damos por descontada la disposición de una porción, aun si minoritaria, que se obnubila ante un tarro de mantequilla de maní-, puede jugarle un mala pasada a quienes guarden la más mínima esperanza de que lo que se aproxima no sea un cambio de método con que lograr los mismos objetivos históricos para beneficio de los intereses de la dominación imperialista. Esas ingenuidades se pagan caras, sobre todo si vienen melladas por la insuficiente voluntad política y el cansancio de décadas de resistencia en condiciones excepcionales de vicisitud.

El discurso de la diplomacia es un software, a configurar, para la relación y la negociación políticas que en no pocas ocasiones ocultan la proporción (interactiva) entre pasado y presente en pos de futuridad posible, provocando la amnesia histórica. De ahí que el término “pasar la página” sea una y otra vez reiterado en las intervenciones del presidente Obama. Al respecto, pudiera llegarse a pensar que el paso dado por él ese 17 de diciembre del 2014, fue el inicio de un proceso de cambio de método que ya traía su agenda –la confeccionada por los órganos de inteligencia angloestadounidense-, incluso antes de asumir el cargo durante su primer periodo de mandato. La posible “valentía personal” asumida por el primer presidente negro estadounidense es enfrentarse a la recua de vendepatrias, burgueses de pecera neoclásica con analfabetismo funcional agudo, asesinos lumpen; en fin a esa misma morralla que con el apelativo de cubanoamericanos, fue durante mucho tiempo la herramienta activa de esos órganos de inteligencia angloestadounidenses. Todos enriquecidos con el negocio de una política genocida contra Cuba. Es absolutamente un problema de dinero; ¿hacia dónde irá el presupuesto que los gobiernos estadounidenses destinan a la subversión externa contra Cuba, y que paga el bolsillo del pueblo de los EEUU?

El periodista estadounidense Tracey Eaton, entrevistado por Iroel Sánchez (1), ofreció algunos indicios acerca del dinero destinado a lo que el gobierno de Estados Unidos llama “programas de promoción de la democracia en Cuba”. Su blog Along the Malecón es una fuente imprescindible para cualquier acercamiento al tema:

“Yo creo que van a seguir mientras que exista la Ley Helms Burton, que autoriza estos programas, puede que cambien cosas pero lo fundamental queda igual, buscan forzar un cambio y tener un régimen democrático según las definiciones de Estados Unidos. […] Los mismos documentos de los presupuestos indican que los funcionarios ven una oportunidad. […] Por ejemplo, este documento dice que los Estados Unidos van aprovechar como una oportunidad establecer relaciones con Cuba para seguir con estos programas.”

Y seguidamente una muestra:

[”Appendix 3 says that the U.S. government hopes to take advantage of a “unique political window of opportunity” in the hemisphere.
The document states:
U.S. policy towards the Western Hemisphere seeks to advance durable institutions and democratic governance, defend human rights, improve citizen security, enhance social inclusion and economic prosperity, secure a clean energy future, and build resiliency to climate change.
The United States will take advantage of a unique political window of opportunity in the hemisphere to broaden the approach to Central America, reestablish diplomatic relations with Cuba, and press for energy reform in the Caribbean, while remaining firmly committed to partnership with the hemisphere to advance opportunity and meet shared challenges.
U.S. assistance to the region responds directly to U.S. policy priorities, particularly expanded assistance for Central America. (See page 364 of Appendix 3).
For Central America more broadly, portions of the Strategy’s security and governance objectives fall under Governing Justly and Democratically, including support for effective, transparent, and accountable institutions.
Separately, the United States continues to provide support for democracy and human rights in challenging operating environments, including Cuba and Venezuela. Consistent with the President’s Cuba policy, the United States will continue to provide democracy assistance for Cuba to promote human rights and fundamental freedoms, and support the free flow of information. (see page 366 of Appendix 3).
Budget documents emphasize that democracy and human rights programs in Cuba remain a top U.S. government priority.
The $20 million democracy programs will help support: “fundamental freedoms and respect for human rights” “humanitarian assistance to victims of political repression and their families” programs to strengthen independent Cuban civil society and freedom of expression
.”].


Y respecto a otro documento citado que implica al presupuesto para la subversión contra Cuba, el mismo periodista estadounidense comenta:

“Este documento es un apéndice del Comité apropiaciones de la cámara de representantes, lo interesante es que la USAID tiene un marcado interés y los fondos se comparten con el Departamento de Estado y la NED”.

[“APPROPRIATIONS
The House Appropriations Committee recommendation includes $30,000,000 for programs to promote democracy and strengthen civil society in Cuba, of which not less than $8,000,000 shall be for NED. The remaining funds should be administered by DRL, the Bureau of Western Hemisphere Affairs (WHA) and USAID, and the Committee encourages these bureaus and USAID to consider the unique capabilities of the core institutes of NED in implementing similar programs.
The Committee directs that funds shall only be used for programs and activities pursuant to section 109(a) of the Cuban Liberty and Solidarity (LIBERTAD) Act of 1996 and section 1705 of the Cuban Democracy Act (CDA) of 1992, and shall not be used for business promotion, economic reform, entrepreneurship or any other assistance that is not democracy-building.
The bill also includes $28,130,000 for the Office of Cuba Broadcasting and $17,500,000 for Internet freedom programs. Details are below: Internet Freedom. - The Committee recommendation continues the funding directive of $17,500,000 for expansion of unrestricted access to information on the Internet in accordance with section 7078 of this Act.
The Committee supports work to enhance access to information and independent media, including the operational expansion through competitively awarded procurements of field-tested programs that provide unmonitored and uncensored access to the Internet for large numbers of users and research and development of existing and new technologies. Office of Cuba Broadcasting (OCB). — The Committee recommendation provides not less than $28,130,000 for OCB Radio and TV Marti broadcasting to the people of Cuba, pursuant to the Radio Broadcasting to Cuba Act of 1983 and the Television Broadcasting to Cuba Act of 1990. In addition, section 7045(c) of this Act prohibits implementation of the proposed restructuring and merger of OCB and VOA’s Spanish Division unless specifically authorized by a subsequent Act of Congress.
The Committee directs BBG to ensure that OCB is not required to support non-OCB transmission and personnel costs. Additionally, the Committee directs that prior to any relocation of an OCB bureau, center, or office the BBG notify the Committees on Appropriations as per section 7015(a) of this Act.”
]. (2)


Pero advierte que:

“hay que esperar hasta que salgan las propuestas, porque es demasiado temprano para saber cómo exactamente lo utilizan pero lo que sabemos es que en diciembre del 2014 el Departamento de Estado anunció iba a dar 11 millones de dólares para estos programas, en este caso para organizaciones basificadas en Estados Unidos y también en otros países, para programas destinados a aumentar los derechos civiles, políticos y laborales en Cuba. […] Iban a tener entre 500 000 y 2 millones cada asignación y un cambio de lenguaje, decía que daban prioridad a programas que enfatizan el papel de los socios cubanos en desarrollar los objetivos de los programas, si aprueban los 30 millones tendría otra vez una potenciación, que es lo que están buscando. […] Otro documento del presupuesto dice que el Departamento de Estado quiere aprovechar los cambios que están ocurriendo en Cuba y en las relaciones USA-Cuba, como parte del incremento de los programas “Pueblo a Pueblo”. […] El Buró de asuntos del hemisferio occidental quiere ampliar programas de intercambio educacional y cultural con Cuba y desarrollar contactos con nuevas audiencias e instituciones, construyendo por encima de las conexiones que instituciones norteamericanas tienen ahora con las organizaciones cubanas, o sea esa es otra evidencia de que el Departamento de Estado esta viendo una oportunidad de poder influir el destino de Cuba.”

Evidentemente está en marcha una prospección dentro de la sociedad cubana actual, en busca de reconfigurar a una disidencia de terciopelo que solo ha cosechado gastos inútiles, e ir dejando atrás a la añeja y recalcitrante “empresa” para la subversión contra Cuba integrada por el ala terrorista cubanoamericana que devino millonaria a costas del presupuesto angloestadounidense contra Cuba, que le proveía la CIA. Se requiere de nuevos “líderes” con suficiente legitimidad entre la población de la Isla. Pero Eaton advierte que:

“el contribuyente [estadounidense] tiene derecho a saber cómo gasta su dinero el gobierno. El Departamento de Estado, para ponerte un ejemplo, ha gastado 105 millones en muebles, 5.9 millones en alimentos, para cortinas y ese tipo de cosas, 3 millones, 1,3 millones para servicio de inteligencia, 882 mil dólares en perfumes, polvos y cosas para baños, 300 mil para jabitas, 278 mil dólares para el servicio de monitoreo o vigilancia, 249 mil dólares para fletes de motor “para cosas”, 235 mil para equipo de “camuflaje y recepción”, 198 mil para barcos con torpedos y armas, 111 mil para tornillos, 98 mil para diferentes armas, 33 mil 500 para vehículos del espacio, 8 mil explosivos, lanchas, torpedos, etc.”

Más de medio siglo después, solo queda por parte de la ultraderecha cubanoamericana, aferrarse con uñas y dientes a la mascada de la Usaid. ¿Cómo convencerlos de su inutilidad funcional, mientras patalean desesperados desde el Congreso o el Senado estadounidense? ¿Será la misma quien les ubique en contexto?

Debemos recargarnos de vitamina D, para evitar quedarnos dormidos durante procesos de hipnotismo político, que se avecinan.

Los mas media del maestrean transnacional promueven el intercambio de mensajes que anuncian la apertura –el 20 de julio de 2015-, de las embajadas en la capital política de ambos países como el despegue expedito –exprés- hacia una normalización apresurada de esas relaciones bilaterales, subvalorando las condiciones ineludibles expuestas por Cuba.

Nuestro punto de vista percibe que problemas a solucionar como el del bloqueo o la devolución del territorio que ocupa la ilegal base Naval de Guantánamo, pueden ser utilizados como herramientas políticas a través de la cuales manejar los procesos de esa normalización de relaciones bilaterales. Sería necesario citar en extenso la misiva enviada por el General de Ejército y presidente de la República de Cuba Raúl Castro, que de manera concisa, pero precisa plantea esas preocupaciones:

En consonancia con los anuncios del 17 de diciembre de 2014 y las conversaciones de alto nivel entre nuestros gobiernos, me complace dirigirme a Usted para confirmar que la República de Cuba ha decidido restablecer relaciones diplomáticas con los Estados Unidos de América y abrir misiones diplomáticas permanentes en nuestros respectivos países, el 20 de julio de 2015.

La parte cubana asume esta decisión, animada por la intención recíproca de desarrollar relaciones respetuosas y de cooperación entre nuestros pueblos y gobiernos.


Cuba se inspira asimismo en los principios y propósitos consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, a saber, la igualdad soberana, el arreglo de las controversias por medios pacíficos, abstenerse de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, la no intervención en los asuntos que son de la jurisdicción interna de los Estados, el fomento de relaciones de amistad entre las naciones basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y la cooperación en la solución de problemas internacionales y en el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos.


Lo anteriormente expresado está en conformidad con el espíritu y las normas establecidas en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas del 18 de abril de 1961 y en la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares del 24 de abril de 1963, de las cuales tanto la República de Cuba como los Estados Unidos de América son Estados Parte, y regirán las relaciones diplomáticas y consulares entre la República de Cuba y los Estados Unidos de América
.” (3)


La posición del gobierno revolucionario cubano está contenida en esta misiva. El mensaje del presidente de los EEUU Barack Hussein Obama fue ampliamente promovido por los medios globales; llama la atención una frase inserta allí que fielmente versionada podría semantizar “no debemos esperar un cambio inmediato en Cuba”. Sin mucho disimulo expresa la intensión de presionar mediante otros (¿nuevos?) métodos políticos el cambio de régimen o modelo sociopolítico, en este caso apelando a la subversión, esta vez desde una embajada angloestadounidense activa en La Habana. ¿Lo advertimos para que no suceda?

Otra vez uno corre el peligro de ser semantizado como un “dinosaurio”. Pero aquellos periodos también están insertos en la acumulación histórica.
Más que de júbilo y relajamiento, el momento resulta políticamente harto complicado; aún cuando es necesario atravesarlo (cuidándose mucho de las espinas, y del pescado ciguato) en beneficio de los dos países. El acoso histórico de los últimos once gobiernos angloestadounidenses contra Cuba siempre ha tenido, y aún posee un innegable sello de ilegal extraterritorialidad; política y económicamente se extiende a, e incluye a los intereses del resto de los países, en beneficio de la expansión imperialista. ¿Cuánto durará? ¿Cuál el desenlace de la etapa que recién comienza para los destinos no solamente de Cuba, sino también de los mismos EEUU? ¿La hegemonía angloestadounidense exportará sus crisis hacia la Isla en pos de “democratizar” hacia “una libertad en la desigualdad” al socialismo cubano sustentable posible?

Se vislumbra un nuevo periodo en la confrontación política angloestadounidense contra Cuba. Ojalá que no. Los órganos de inteligencia de los EEUU, al percatarse de la inutilidad del muro levantado con que bloquear a la Isla por más de medio siglo, roñosamente le cayeron a patadas hasta intentar desmantelarlo, al muro, pero no a su fundamento, al que intentarán materializar mediante vías distintas; en este caso cruzando del lado de adentro de la zona antes sitiada; o secluída en contra de su voluntad. (4)

Puede acercarse una época de relación diplomática de terciopelo perlada con misilazos. Para el obtuso discernimiento político de la hegemonía angloestadounidense, el error pudo estar en que aislando a la nación cubana, le dieron la oportunidad de escoger su propio camino soberano. Y que dicha oportunidad no es el resultado de una revolución, de un cambio social profundo, por radical, que desmanteló a la autoproducción burguesa y gestó la culminación de un país soberano; sino de la “tiranía” impuesta por un “grupo de locos comunistas prosoviéticos” que ahora, tras más de medio siglo, son semantizados por esos mismos órganos de inteligencia angloestadounidenses, como una “bandada de viejitos” que se aleja diciendo adiós, lentamente, en un bote esquimal. Mientras, también supuestamente, la actual juventud cubana cachiporrea sus mentes relocalizando al modo de vida norteamericano a través de los nuevos dispositivos de intercambio de información, mal llamados “de comunicación”; olvidando a los “viejitos”.

Pésimamente han discernido a la cotidianidad cubana. A partir de ahora nos toca poner en orden todo lo que ha sido trastornado por la expansión histórica de la cultura del capitalismo; incluso al interior de la Isla. Y esa sí es una misión histórica.
NOTAS
1. Iroel Sánchez. Entrevista con Tracey Eaton: Cuánto es y a dónde va el dinero para cambiar a Cuba. Cubasí. 26 Junio 2015.
http://www.cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/4…
2. Ver también: “[”CUBA OUTREACH INITIATIVE. The bureau also requested $528,000 for a new program called Cuba Outreach Initiative.
Appendix 1 explains:
The Department of State hopes to take advantage of changes taking place in Cuba and in U.S. Cuba relations. As part of enhanced people-to-people programs, WHA would expand education and cultural exchange programs with Cuba, and develop contacts with new audiences and institutions, building on connections with U.S. institutions and individuals currently engaged with Cuban organizations. Therefore, WHA requests $528,000 to enhance programming outreach in Cuba. (see page 197 of Appendix 1).” Iroel Sánchez. Entrevista con Tracey Eaton…
3. Carta del presidente cubano Raúl Castro Ruz al presidente de los Estados Unidos. Tribuna de la Habana. 07/01/2015.
http://www.tribuna.cu/print/cuba/2015-07-01/carta-del-presidente-cub…
4. “El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció formalmente este miércoles el restablecimiento de las relaciones diplomáticas plenas con Cuba, rotas hace 54 años, y pidió al Congreso estadounidense que ponga punto final al embargo vigente contra La Isla. […]”El mandatario admitió que el bloqueo no ha servido de nada y que “No se puede tener de rehén al pueblo de Cuba por algo que sucedió en el pasado”, asimismo señaló estar consciente de que “la transformación no va a ser de la noche a mañana” […]”El restablecimiento de relaciones diplomáticas permitiría un nivel elevado de diálogo para remover los temas pendientes, en especial el fin del embargo económico y financiero a la isla, y la solución a los reclamos por propiedades expropiadas en territorio cubano”. El embargo económico y financiero a Cuba se apoya en un enorme enmarañado legal codificado en ley, de forma que solamente el Congreso tiene en sus manos la llave para iniciar su desmonte. Con sus 40 páginas de extensión, la llamada “ley LIBERTAD”, conocida simplemente como Helms-Burton, es la compilación de todas las sanciones vigentes hacia Cuba.” Obama pide al Congreso de EE.UU. que levante el bloqueo contra Cuba. Contrainjerencia. 01/07/2015. http://www.contrainjerencia.com/?p=106678&print=1

Ver también: José Luis Rodríguez. Actualizando las perspectivas de la economía internacional para Cuba (II). Cuba Contemporánea. 01 Jun. 2015 http://www.cubacontemporanea.com/print/12794

Tomado de Suramérica Press


* Investigador sociocultural cubano