domingo, 20 de septiembre de 2015

Red En Defensa de la Humanidad: EL BLOQUEO A CUBA DEBE CESAR

 
El bloqueo contra Cuba jamás debió existir y debe cesar de una vez y por todas. La solidaridad no puede desmovilizarse. Debemos continuar la lucha contra el cerco que ha asfixiado al pueblo cubano durante más de cinco décadas.

Convocamos a todas nuestras compañeras y compañeros en el mundo a pronunciarse adhiriéndose a este pronunciamiento y a redoblar la lucha contra el bloqueo en cualquiera de sus manifestaciones.
El pasado 17 de diciembre de 2014, con el anuncio paralelo de los presidentes de Cuba y EEUU de la decisión de restablecer relaciones diplomáticas, se dio un primer paso en el proceso largo y complejo hacia la normalización de los vínculos entre los dos países. Barack Obama ha hecho pública su intención de adoptar medidas dirigidas a modificar la aplicación de algunos aspectos del bloqueo, y de solicitar su levantamiento al Congreso de los EEUU. No obstante, esta política genocida sigue intacta.
El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba Bruno Rodríguez Parrilla dio a conocer en su intervención del día 16 de septiembre de 2015 que, si bien es cierto que en enero de este propio año entraron en vigor algunas enmiendas a las regulaciones de los Departamentos del Tesoro y Comercio, estas resultan absolutamente insuficientes, no solo teniendo en cuenta la magnitud y el alcance de las prohibiciones y sanciones que establece el bloqueo, sino también en comparación con todo lo que pudiera lograrse si el Presidente Obama hiciera uso de las facultades ejecutivas que posee.

Es necesario denunciar que después del 17 de diciembre de 2014 se ha mantenido el recrudecimiento del bloqueo, algo que se evidencia en la imposición de multas millonarias contra bancos y otras entidades a partir de la persecución de las transacciones financieras internacionales cubanas. Cuba todavía está impedida de exportar e importar libremente productos y servicios hacia o desde EE.UU., no puede utilizar el dólar estadounidense en su actividad comercial ni tener cuentas en esa moneda en bancos de terceros países. Tampoco se le permite el acceso a créditos bancarios en EE.UU., de sus filiales en terceros países y de las instituciones financieras internacionales. Estas medidas, junto a otras vigentes, continúan causando graves perjuicios a la economía cubana, limitan el derecho al desarrollo de nuestro país y causan privaciones directas que influyen en la salud y el nivel de vida de la población.

Cuba presentará ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, como lo ha hecho año tras año, la Resolución 69/5, “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”. Una vez más la comunidad internacional se pronunciará acerca de esta política cruel e inmoral. En el Informe que se ha dado a conocer, se hace un análisis de la legislación del Congreso y de las disposiciones administrativas que establecen la política del bloqueo; las medidas ejecutivas adoptadas por el presidente Barack Obama y sus limitaciones; las prerrogativas ejecutivas a las que el Presidente pudiera acudir para modificar y vaciar de contenido la implementación de esta política y qué aspectos requieren acción congresional para su eliminación o modificación; ejemplos concretos de las sanciones aplicadas con posterioridad al 17 de diciembre del 2014 y el costo de los daños producidos; un extenso análisis de su aplicación extraterritorial; así como el rechazo a la política del bloqueo tanto dentro de los EEUU como en el resto del mundo.

Estimamos que en este nuevo escenario en el que ambos países se proponen dialogar a fin de normalizar sus relaciones, resulta inconcebible el mantenimiento de esta política violatoria de los principios del Derecho Internacional, que en 23 ocasiones ha sido condenada por la absoluta mayoría de los países miembros de las Naciones Unidas. Instamos al Presidente de EE.UU. a ser consecuente con sus declaraciones y hacer uso de sus amplias prerrogativas ejecutivas para comenzar, verdaderamente, una nueva etapa en las relaciones entre nuestros dos países.

El bloqueo contra Cuba jamás debió existir y debe cesar de una vez y por todas. La solidaridad no puede desmovilizarse. Debemos continuar la lucha contra el cerco que ha asfixiado al pueblo cubano durante más de cinco décadas.

Convocamos a todas nuestras compañeras y compañeros en el mundo a pronunciarse adhiriéndose a este pronunciamiento y a redoblar la lucha contra el bloqueo en cualquiera de sus manifestaciones.

¡Hasta la victoria siempre!

Red En Defensa de la Humanidad-Cuba

Correo para enviar adhesiones:  noalbloqueoacuba@gmail.com