lunes, 24 de febrero de 2014

Alguien habló de mí... Mujeres cubanas: Yoani Sánchez contra Rosa Báez

De manera inesperada, revisando algunas páginas webs en busca de imágenes que entregar a un periodista cubano que prepara un trabajo sobre mí, encontré este “mano a mano” entre Yoani Sánchez y mi persona. En sentido general, con ciertas incongruencias y detalles no corroborados por el periodista, el trabajo presenta –tal como su título lo indica- las formas opuestas de asumir la realidad cubana de ambas. La traducción, realizada entre Acelia A. Galtes y una servidora, creo que quedó bastante apegada al original. Los invito entonces a leer este texto:
Mujeres cubanas: Yoani Sánchez contra Rosa Báez con visiones diametralmente opuestas
Por Rich Haney*
 
Yoani Sánchez {arriba}, La bloguera disidente cubana, quien reemplazó a Luis Posada Carriles como favorito de los fanáticos anticastristas del mundo occidental, hizo escala en Praga en su gira mundial de 80 días, meticulosamente diseñada y astutamente programada para denunciar al gobierno de su país natal. La anticastrista Agencia de noticias Checa {CTK}, informó profusamente cada palabra hiriente, sin mencionar que la mayoría de los cubanos en la isla, incluyendo a la bloguera Rosa Báez, pro-Castro/pro-Cuba en desacuerdo con las ubicuas representaciones de la isla de Yoani Sánchez. Por ejemplo, en Praga Yoani Sánchez dijo al coro de bienvenida,  no fueran "engañados" por todos los cambios ocurridos en la isla y describió las condiciones en la isla como "atroces". Sin embargo,  algunos ven las cosas en Cuba como "atractivas".
 
Rosa C. Baez {arriba} es una cubana de toda la vida que está familiarizada con el régimen de Fulgencio Batista en la década de 1950 y con el régimen que lo reemplazó desde 1959 hasta hoy. Es una prolífica escritora-fotógrafo en su propio blog y en sus numerosas páginas de Facebook. Por supuesto, los medios de comunicación en el mundo occidental no están interesados en lo que tiene que decir Rosa Báez. Rosa, por ejemplo, dice que las condiciones en la Cuba de Batista fueron "atroces" y que Cuba revolucionaria ha corregido "la mayoría de esos pecados" aunque las correcciones siguen evolucionando porque los pecados de Batista –tortura y asesinatos de jóvenes, desenfreno de drogas ilegales, prostitución que incluía niños, el robo al por mayor, que dejó a la mayoría de los cubanos con hambre y sin oportunidades de educación y atención de la salud, Así mismo, sí, "espantoso". Cuba sin Batista "le atrae" a Rosa.
 
La foto de arriba fue tomada por Rosa C. Báez, una excelente escritora y fotógrafa. Lo usó en su página de Facebook para ejemplificar la Cuba moderna, contrastándola con la Cuba de Batista. En otras palabras, las dos niñas estaban disfrutando de un día sin preocupaciones. Ellas no son mimadas ni se han echado a perder. Pero se les garantiza educación gratuita hasta la universidad y atención de salud de primera clase libre para el resto de sus vidas. Pero aún más importante, señala Rosa, las dos chicas arriba "tienen cero preocupación por su seguridad" porque, a diferencia de en la Cuba pre revolucionaria o en los Estados Unidos, "el crimen y la brutalidad no son su principal preocupación".
 
En su escala en Praga, Yoani Sánchez dijo que sólo "un décimo" de los 11 millones de cubanos apoya a Fidel Castro. Rosa dice que Yoani dice esas cosas sólo porque ella es una marioneta {véase arriba} de los Estados Unidos y que, si tan sólo una décima parte de los cubanos en la isla apoya Fidel tendría tampoco "él ha pasado a la historia hace décadas o viviendo cómodamente en Miami a punto de celebrar su 87 cumpleaños en agosto". [Me gustaría saber de donde tomó el autor esta supuesta cita, de suyo poco coherente. Nota RCBáez]
 
La foto de arriba muestra a Rosa C. Báez en la Habana flanqueada por sus dos hijas. Rosa se ​​alegra de que sus hijas se hayan criado en la Cuba revolucionaria en oposición a la Cuba de Batista. Por otra parte, Rosa no quiere que sus hijas o sus hijos sean criados en Cuba dominados y explotados por un gobierno con respaldo extranjero que sólo está interesado en maltratar a la mayoría y robar a la isla de los tesoros y recursos. En lo que se refiere a Rosa: "Hemos estado allí y hecho eso." Rosa no quiere otra Batista en Cuba. [Valga aclarar que mis dos “hijas” de la foto, lo son solo hijas del corazón: una es peruana y la otra colombiana, ambas miembros, como yo, de la Tropa Cósmica. El resto sí es cierto. Nota RCBáez]
Para Rosa Báez, Yoani Sánchez, como Batista, fue hecha en los Estados Unidos.
En Praga la agencia de noticias CTK aclamó la visita de Yoani: "La policía secreta de Castro persigue a Sánchez porque ella mantiene el blog independiente Generación Y donde ella critica las prácticas del régimen".

 Rosa dice: "Ella tiene un bonito apartamento en La Habana y lo principal que le preocupa a las autoridades es la creación de un incidente que pueda usar para mostrar a Cuba en una mala luz". Rosa también señala que Cuba le dio un pasaporte para viajar por el mundo denunciando a Cuba mientras los Estados Unidos, en nombre de los exiliados cubanos anticastristas "no permitirán que el estadounidense promedio visiten Cuba para ver la isla por ellos mismos porque verían una isla diferente de la retratada por ella y la Mafia de Miami."

De hecho, Cuba permite a Yoani Sánchez publicar su blog y usar la gigantesca maquinaria de los medios de comunicación occidentales para promover sus libros anticastristas, y para ir en un viaje de discurso anti-Castro de 80 días alrededor del mundo.  Rosa dice que es mucha más libertad que la que los EE.UU. permiten al americano medio cuando este viene a Cuba. Y... quizás ella tiene un punto.
 
La primera escala de Yoani Sánchez fue en Brasil donde, como era de esperar encontró manifestantes anti-Yoani. Rosa dice: "Cuba tiene amigos en el mundo, tal vez más que en los Estados Unidos porque el tratamiento de Cuba desde EE.UU., viene dado por la Mafia de Miami. El voto de la ONU cada año prueba esto, pero yo creo que a los norteamericanos no le hablan de ese voto unánime pro cubano”. Nota: El cartel en la foto anterior levantado por el hombre brasileño llama a Yoani Sánchez "agente de la CIA". Rosa Báez no lo afirma pero Rosa es correcta al señalar, creo, que millones de latinoamericanos, influenciados por su pasado histórico, etiquetan rápidamente a todos los que toman la actitud norteamericana hacia Cuba como "Hecho en los EE.UU.” o “Agentes de la Agencia Central de Información".  Los latinoamericanos están muy familiarizados con Fidel Castro, ellos también conocen bastante tanto de Fulgencio Batista como de otros dictadores latinoamericanos respaldados  por EE.UU. Rosa Báez cree que es la hora de los estadounidenses, así como Yoani Sánchez reconoce la realidad de América Latina básica, una que se dirige a ambos lados de una cuestión bilateral.
Rosa Báez publicó en Facebook la caricatura anterior de Yoani Sánchez en su gira mundial anticastrista. Rosa está orgullosa de que Cuba diera a Yoani la libertad para hacer la gira, pero ella cree que es un error que autocomplaciente anti-cubanos en el extranjero lo financien y / o promuevan. Nota: Creo que Yoani Sánchez debería tener el derecho a decir lo que quiera sobre Fidel Castro donde quiere decirlo. Pero también creo que Rosa Báez, quien sigue siendo muy sensible sobre los años de Batista con respaldo extranjero, tiene derecho a cuestionar si las entidades extranjeras "crearon y están prolongando el fenómeno Yoani Sánchez".

Aunque la gira de Yoani Sánchez de 80 días ha sido bien coreografiada para ponerla frente a un público amable y medios anticubanos, ella ha sido acosada por los sentimientos que Rosa Báez proyecta sinceramente. [¿?]
Si son o no dólares norteamericanos quienes hacen volar a Yoani por todo el mundo está abierto a conjeturas.


Pero mi punto es este:
La mayoría de los cubanos en la isla probablemente estén en desacuerdo con Yoani Sánchez y creo que es justo que sus opiniones, así como las de Yoani, puedan expresarse, incluso en los Estados Unidos. La foto de arriba muestra a Rosa Báez, cuarta a la derecha, con nueve de sus amigos cubanos muy adultos. Ellos saben todo acerca de Batista; y saben todo sobre Castro. Ellos saben que uno fue apoyado por los Estados Unidos y por qué; y ellos saben que uno se opone a los Estados Unidos y por qué. Por otra parte, se preguntan por qué la democracia de EE.UU. no es lo suficientemente fuerte como para permitir que los americanos visiten a Cuba y juzguen la isla por sí mismos y no sólo a través del prisma de, digamos, una Yoani Sánchez. Rosa dice, "yo vivo modestamente en la Habana. Igual que Fidel. Y nadie nos está volando alrededor del mundo. No estoy celosa de Yoani Sánchez o su falta de modestia. Pero sé que Cuba hoy no es lo que ella y la gente en Miami dice que es. ¿Tengo derecho a cuestionar por qué dice lo que dice? José Martí y muchos otros cubanos han luchado, y muchos han muerto, por mi derecho a cuestionar cualquier persona que apoye a los extranjeros y no a los cubanos. José Martí luchó y murió; Fidel Castro luchó y vivió por ello".

Y eso nos lleva de vuelta a la foto de Rosa Báez de las dos niñas cubanas sin preocupaciones. Son una parte de la juventud cubana, sana y bien educada, que determinará el futuro de Cuba post Castro. Sí, como Rosa admite, les gustaría un día disfrutar de la riqueza que podría venir con la cooperación de los cercanos, súper potentes y súper ricos Estados Unidos. Pero junto a esa cooperación, Rosa cree, podrían llegar rémoras como las de  Batista... la mafia, crímenes nefandos, la prostitución rampante, las drogas ilegales, codiciosos empresarios preocupados sólo por lo que pueden tomar de la isla, y jugadores de mala muerte contaminando la hermosa isla con las partes sucias. ¿Rosa, una abuela cubana con décadas de sabiduría duramente ganado, tiene derecho a esa opinión? Y ¿qué hay de las dos niñas que Rosa fotografió? ¿Tienen derecho a expresar su opinión? ¿O bien, cuando se trata de Cuba, este derecho está reservado para Yoani y su legión de fans que Rosa cree que son autocomplaciente, políticamente correcto y económicamente en ascenso? El dilema de Estados Unidos y Cuba es multifacético, no unidimensional. Fidel Castro no sustituye a la madre Teresa en Cuba; Él substituyó a Fulgencio Batista y Meyer Lansky.
 
Hay una mujer cubana llamada Yoani Sánchez. También hay una mujer cubana llamada Rosa Báez.

Fuente original
Cuban Women: Yoani Sanchez Against Rosa Baez With Diametrically Opposing Views
http://cubaninsider.blogspot.com/2013/02/cuban-women-yoani-sanchez-vs-rosa-baez.html

*Según la página Algora Publishing, Rich Haney ha construido una larga carrera en la radio, la televisión y el periodismo en la prensa diaria. Hace diez años, Haney comenzó a investigar y escribir obras históricas. Haney publicó recientemente una novela sobre la Guerra Civil, Chattahoochee, y un libro de no ficción, Sacajawea: su verdadera historia. Rich Haney ha estudiado la Revolución cubana durante más de veinte años, en particular su relación con América.