jueves, 5 de marzo de 2015

Uno nunca está preparado

Por Rosa C. Báez



Hay temas así, para los que uno nunca está preparado… tantos días después, aún no he podido plasmar en negras sobre blanco mi emoción infinita por la llegada de Ramón y de Tony, por la maravilla que parecía imposible del abrazo de Adriana y Gerardo, por la sonrisa de Gema…

 Temas que por la alegría que contienen, nos sobrepasan… como amanecer una mañana y que Radio Reloj me confesara al oído "Fidel se encontró con los muchachos"… y verlos sonreír explicándoles quién sabe qué con miradas cómplices…

 Pero hay otros que llevan en sí el dolor infinito de muchas horas… ese dolor que nos colma y nos hace querer olvidar que alguien nos falta… y hoy, a dos años de ese dolor aplastante, aun no podemos dejar de llorar escuchando y queriendo creer que sólo se fue "un momentico a la misa"…

 Y el dolor crece un poquito más cuando imaginamos su abrazo con los Cinco, la risa, la complicidad del canto… lo imagino cantando junto a Silvio y René, Ramón, Fernando, Antonio y Gerardo, a viva voz, El Necio… te gustaba tanto cantar, mi Comandante…

 Sí, hay temas así, que te amarran las manos y te ponen un nudo en la garganta… pero que de pronto, te rompen el pecho y salen a volar porque comprendes que aunque tu cuerpo se haya sembrado un día como hoy, tú, Hugo Rafael Chávez Frías, estarás en cada sonrisa, en cada nota musical, en cada victoria…

 A dos años de tu siembra, Cuba y el mundo te rinden homenaje y yo, al fin, puedo dejar ir este sollozo convertido en palabras...